viernes, 14 de julio de 2017

HUYÓ LA RATA...!

¡HUYÓ LA RATA…!
Después de diez años de desgobierno, de desbarajustes, de intimidación, de amenazas, de violación de derechos humanos, de violación continua de la Constitución de la República, de persecución y acoso a gente honesta, a periodistas, a medios de información, a campesinos, dirigentes gremiales, políticos, violencias de estado con muertos y desaparecidos, de mentiras diarias en los medios gobiernistas, de la maldad y perversidad del narciso horroroso, de la corrupción a todo nivel administrativo, etc., los ecuatorianos todavía soñábamos en un nuevo gobierno que acabaría con Correa y los corruptos del movimiento político gobiernista de Alianza País. Pensábamos que la desgracia para nuestro pueblo terminaría luego de las elecciones. Pero NO. La última jugada de Correa fue optar por el fraude electoral, preparado por años con dineros de las arcas públicas, corrompiendo el sistema informático del Tribunal Electoral. Las elecciones las ganó fraudulentamente Lenin Moreno. Él lo sabe, pero tiene cara de palo. ¿Extiende la mano…?

Lo único bueno que ha sucedido en el país mientras Moreno está sentado en la silla presidencial, es que el expresidente Rafael Correa Delgado huyó del Ecuador. Abandonó el Ecuador “maravilloso” que dijo haber construido. Vivirá en Europa a cuerpo de rey con los millones de dólares obtenidos a través de la peor corrupción acontecida en la historia republicana de nuestra patria. Abandonó el país como lo hacen las ratas cuando abandonan un barco que se hunde. La rata está asustada. Tiene miedo. Perdió el poder, pero se queda con los millones de la corrupción. Por mandato legal debía esperar un año para ausentarse del país, previa comunicación a la Asamblea Nacional. Salió antes con autorización expresa del actual presidente Moreno, por lo que nos hace pensar que viene más de lo mismo. Incapacidad, fraude y corrupción.

Ahora, en un Ecuador dividido y saqueado por los corruptos correístas de Alianza País, el señor Lenin Moreno, -quien ganara las elecciones con un pecaminoso y deshonesto fraude electoral-, solo deja pasar el tiempo, mientras la población ecuatoriana está ansiosa y a la espera de un cambio real, radical y acelerado de la institucionalidad del Estado. El actual gobernante no quiere enfrentar la gigantesca corrupción y saqueo de las arcas del estado del cual él también fue y es parte. Solo recordemos que se hizo pagar más de un millón y medio de dólares para vivir en Bruselas por no hacer nada, tal y como vive el ocioso ministro del buen vivir que abrazaba árboles en los parques de Quito. Moreno No quiere destapar la olla de grillos y castigar a los corruptos.

Si no quiere cambiar las estructuras del estado al eliminar las leyes inconstitucionales dictadas por los corruptos, al menos contrate una compañía internacional de auditores para que revisen todos los contratos del estado ecuatoriano en los últimos diez años. Aparecerán los nombres de todos los corruptos y deberán ir a la cárcel. Así se conseguiría por lo menos recuperar miles de millones de dólares. Moreno No ha hecho nada por cambiar los jueces corruptos que obedecieron fielmente a su mentor Rafael EL CORRUPTO. Mantiene en sus cargos a funcionarios corruptos de los últimos diez años. Nombra a nuevos ministros corruptos del gobierno anterior como sus asesores. No sabe por dónde empezar, a tal punto que nombra a los mismos de siempre, pese a que la ley y la Constitución lo prohíbe. Somos testigos mudos que este nuevo gobierno, en complicidad con los asambleístas mayoritarios de Alianza País, quieren tapar la pestilencia que emana de los correístas corruptos. Quiere protegerse él mismo y a su vicepresidente Glas (vidrio) que será EL PODER detrás del sillón presidencial.

Por disposición expresa de la Constitución no pueden ser funcionarios públicos las personas designadas por Moreno para ocupar cargos en este gobierno y sin embargo están actuando ilegalmente y tapando la corrupción de la que fueron parte. Entre ellos, solo nombremos unos pocos:

El nuevo Ministro de Transporte y Obras Públicas, Abogado Paúl Granda. Fue alcalde de Cuenca entre el año 2009 y 2014. Persona ingrata para los cuencanos que dejó un contrato lleno de corrupción y una ciudad destrozada. Como premio consuelo, Correa lo designó como consejero de la Embajada de Ecuador en Madrid, reducto de los revolucionarios de AP y del PP (Poder Popular) de España. Ahora ministro de una cartera importante en donde debe estar un técnico en la materia.

Ministro de Minería: Javier Felipe Córdova. Ya actuó como Ministro de Minería durante el gobierno de Rafael Correa en el periodo 2015-2017. Los contratos con las compañías extranjeras deber ser revisados, porque ellos no cumplen las normas vigentes. Otro, el Ministro del Interior nombrado César Navas, quien entre el 2014 y 2017 fue Ministro Coordinador de Seguridad. La Ministra de Acuacultura y Pesca: Ana Katiuska Drouet. Hasta antes de ingresar al gobierno correista fue jefa de adquisiciones de una empresa privada y desde el 2013 al 2017 se desempeñaba como gerente del Banco de Desarrollo de la Sucursal de Manabí. Fue premiada por Correa y ahora por Moreno. ¿Por qué?

El Ministro de Economía y Finanzas nombrado, Carlos de la Torre. Correista que se desempeñó en el Banco Central como asesor de la Gerencia, en donde dolosamente ocultaron y maquillaron cifras. Se tomaron el dinero de las cuentas de ahorros y cuentas corrientes de todos los bancos y que pertenece a los usuarios.  La nombrada Ministra de Justicia y Derechos Humanos, a Rosana Alvarado. Asambleísta por el Azuay. Fiel seguidora de Rafael Correa y conocida por sus desacertadas opiniones y servilismo al oficialismo durante diez años.

Ministro de Inclusión Económica y Social: José Iván Espinel. Manabita amigo de Correa que recibió todo el apoyo como candidato presidencial frente al actual presidente Moreno. ¿Así se paga que favores? El Ministro de Defensa Nacional: Miguel Ángel Carvajal. Correista desde el inicio hasta el final del mandato de Rafael El Corrupto. Por ley, no puede ser ministro de nada. Igual, la Ministra de Salud Pública: María Verónica Espinosa. Ya ocupó antes esa cartera en el gobierno de Rafael Correa. Esta incapacitada legalmente para ser ministra. El Ministro de Electricidad: José Cadena Mosquera ya fue Ministro de Electricidad de Rafael El corrupto. Pana de Odebrecht. Incapacitado para ser ministro.

Eduardo Mangas, designado como Secretario de la Presidencia es nicaragüense, y ya fue asesor de Moreno cuando vicepresidente de Correa.


Todos los designados por Moreno son antiguos funcionarios públicos del gobierno corrupto que nos han llevado al peor fracaso económico de la historia ecuatoriana. Mas de lo mismo. No se dejen engañar compatriotas. Moreno nos está vendiendo cuentos. No tiene idea de cómo salir de la crisis económica endosada por Correa

No hay comentarios: